viernes, 29 de marzo de 2013

Citas: El amor en tiempos de cólera - Gabriel García Márquez

"Cada quien es dueño de su propia muerte, y lo unico que podemos hacer, llegada la hora, es ayudarlo a morir sin miedo".

"Sólo una persona sin principios pódis ser tan complaciente con el dolor".

"El que no tiene memoria se hace una de papel".

"La gente que uno quiere deberia morirse con todas sus cosas".

"—Aprovecha ahora que eres joven para sufrir todo lo que puedas—le decía —, que estas cosas no duran toda la vida".

“—Contéstale que sí —le dijo — . Aunque te estés muriendo de miedo, aunque después te arrepientas, porque de todos modos te vas a arrepentir toda la vida si le contestas que no”.

"Lo unico peor que la mala salud es la mala fama".

"—Los idomas hay que saberlos cuando uno va a vender algo —decía con risas de burla —. Pero cuando va a comprar, todo el mundo le entiende como sea".

"El mundo esta dividido entre los que tiran y los que no tiran".

"El problema de la vida pública es aprender a dominar el terror, el problema de la vida conyugal es aprender a dominar el tedio".

"Mujer enferma, mujer eterna".

"Lo único que necesito en la vida es alguien en que me entienda".

"—Así es— le dijo el oficial—. Tambien Dios mejora sus métodos".

"—Más vale llegar a tiempo que ser invitado".

"El corazón tiene más cuartos que un hotel de putas".

"Recuerda siempre que lo más importante de un matrimonio no es la felicidad sino la estabilidad".

"La humanidad como los ejércitos en campaña, avanza a la velocidad del más lento".


"Los viejos, entre viejos, son menos viejos".

"¿Porqué te empreñas en hablar de lo que no existe?".

"El amor se hace más grande y noble en la calamidad".

"Demaciado amor es tan malo para esto como la falta de amor".


Gabriel García Márquez

sábado, 16 de marzo de 2013

Citas: El Fantasma de la ópera - Gaston Leroux

"Se apretó el corazón con ambas manos con toda intención de hacerlo callar".

"La amaba tanto que ya le era imposible respirar sin ella".

"Intento no pensar más en él. Le era muy dificil".

"De inmidiato pensó: "¡Es Ella!". Y su corazón comenzo a latir con golpes sordos".

"—¡Christine!
El sagrado nombre de su amor le brotó de los labios y desde el corazón".

"Lanzó una mirada desesperada al cielo, a las estrellas, golpeó con el puño su pecho inflamado. ¡La amaba y no era correspondido!".

"No había nada más frio, nada más muerto que su corazón".

"Temía perderla después de haberla encontrado en aquellas circustancias tan extrañas. El odio que había sentido por ella ya no formaba parte de sus sentimientos".

"¡Usted lo ama! ¡Su miedo, sus terrores, todo eso es amor, y del más apasionado!".

"—¿En qué piensa, Christine?
—Pienso en que ya no volveremos a vernos.
—¿Y eso la pone tan radiante?
—¡Y que dentro de un mes tendremos que decirnos adiós para siempre!
—A menos que casáremos y nos esperáramos para siempre".
"La música posee una virtud que hace que no exista nada en el mundo exterior fuera de esos sonidos que invaden el corazón".

"Cuando una es tan tonta, se está a merced de las más inauditas catástrofes".

"Esta noche sigue llevando el anillo de oro, y no has tú quien se lo dio. Esta noche ha seguido entregando su alma, y no ha sido a ti".
"Es muy dificil hacerse amar en una tumba", le dije. "Uno tiene las citas que puede", respondio en un tono muy especial".

"En la vida hay que acostumbrarse a todo, incluso a la eternidad".

"El amor, los celos y el odio brotaban en torno a nuestros gritos desgarradores".

"Es extraño, Christine —dijo Raul—, cuán llena de gemidos está la noche tan dulce y apacible. Se diría que se lamenta junto con nosotros".

"Si mis oídos están llenos de sus gritos, mis ojos están hechizados por su rostro".

"Y sujeta con ambas manos tu corazón dispuesto a volar con muchos seres humanos".





 Gaston Leroux

martes, 12 de marzo de 2013

Citas: El diario de Ana Frank

"Espero confiártelo todo como hasta ahora no he podido hacerlo con nadie; confio, tambíen, en que tú serás para mi un gran sostén".

"El papel es más paciente que el hombre".

"No te atrevas a hacer nada por miedo a que esté prohibido".

"Todas esas cosas carecen de importancia cuando podemos salvar a alguien".

"Dos oidos valen más que uno".

"La verdad es dura".

"El espiritú del hombre es grande, y pequeñas sus acciones".

"Alegría celestial, tristeza mortal".

"Llorar a veces da tanto alivio".

"El papel recibe mis sentimientos e impresiones".

"¿Quíen sospecharia la riqueza que se esconde en el alma de una jovencita?".

"Mientras exista este sol radiante, este cielo limpido, y mi corazón lo sienta, no puedo estar triste".

"El mejor remedio para el que tiene miedo, o se siente solo o triste, es salir al aire libre, encontrando un lugar solitario donde estar en comunión con el cielo, con la naturaleza y con Dios".

"Mientras pueda mirar al cielo sin temor, sabrás que eres puro por dentro y que, pase lo que pase, volveras a ser feliz".

"El cuerpo puro y el alma pura".

"El que es feliz, hace felices a los demas".

"Quien no pierde el valor ni la confianza, jamás perecerá por la miseria".

"Pienso un montón, pero no digo mucho".

"Cada niño debe encargarse de su propia educación".

"La juventud es más solitaria que la vejez". 

"Todo tenemos alguna utilidad en la vida ¡por extraño que nos parezca!".

"—El amor siempre encuentra su camino".

"Sólo se conoce a las personas despues de una buena pelea. ¡Es entonces cuando en realidad podemos juzgar su carácter!".

"¡Ánimo, arriba los corazones! ¡Ya vendrán tiempos mejores!".

"La soledad puede sentirse aun rodeada de cariño, si no se tiene el Amado, con A mayúscula".

"Te amo con un amor que llena todo mi corazón. Mi amor es tan grande que necesita estallar para revelarse en toda su intensidad".

"—Quisiera ayudarte.
—Pero ¡si ya lo haces!
—¿Cómo? —le pregunté sorprendida.
—¡Con tu alegría!"

"Quienes no escriben, no saben lo maravilloso que es".

"¿Hay algo mejor en el mundo que mirar la naturaleza por una ventana abierta, oír el trino de los pájaros, sentir el sol en las mejillas y en los brazos al muchacho amado?"

"¡Qué difícil es! El corazón y el cerebro siempre en lucha; cada cual habla a su vez, pero ¿cómo saber cuál escuchar y a su debido tiempo?"


"Todos vivimos sin saber por qué ni para qué, en búsqueda siempre de la felicidad".


Ana Frank