sábado, 18 de octubre de 2014

Citas: La dama de las Camelias - Alejandro Dumas (Hijo)

"Marguerite era bonita, pero, así como la tan solicítada vida de esas mujeres hace ruido, su muerte no hace tanto. Son de esos soles que se ponen como salen, sin brillo".

"Compadécemos al ciego que nunca ha visto la luz del día, al sordo que nunca ha oído los acordes de la naturaleza, al mudo que nunca ha podido expresar la voz de su alma; y so pretexto de un falso pudor, no queremos compadecer esa ceguera del corazón, esa sordera del alma, esa mudez de la conciencia, que enloquecen a la desgraciada afligida y sin querer la hacen incapaz de ver el bien, de oír al señor y de hablar la lengua pura del amor y de la fe".

"El niño es pequeño, y contiene al hombre; el cerebro es estrecho, y solo alberga al pensamiento; el ojo es sólo un punto, y abarca leguas".

"Yo no decía nada; mi alma parecía haberse pasado totalmente a su corazón y mi corazón a mis ojos".

"—¿Así que está usted enamorado de mí?
 Digalo enseguida, es mucho más sencillo.
—Es posible; pero, sí tengo que decírselo algún día, no será hoy".

"—Pues desde que la vi, no sé cómo ni por qué, ha ocupado usted un sitio en mi vida; que, por más que he intentado arrojar su imagen de mi pensamiento, y eleve una y otra vez; que hoy, cuando he vuelto a encontrarla, después de haber estado dos años sin verla, he adquerido usted sobre mi corazón y mi cabeza un ascendiente aún mayor; y en fin, que ahora que ha recibido, que la conozco, que sé todo lo que de extraño hay en usted, se me ha hecho indispensable, y me volveré loco no ya si no me ama, pero aun si no me deja amarla".

"—Bueno, ¿y qué tengo que hacer para corresponder a tan gran amor?
—Quererme un poco —dije, mientras los latidos de mi corazón casi me impedían hablar".

"—¡Si supiera cuánto la quiero! —le dije en voz muy baja.
—¿De verdad?
—Se lo juro".

"¡Qué buenos nos hace el amor!".

"—¿Y me quiere?
—Hasta volverme loco.
—¿A pesar de mi mal carácter?
—A pesar de todo.
—¿Me lo jura?
—Sí —le dije en voz baja".

"Ser amado por una joven casta, ser el primero en revelarse ese extraño misterio del amor ciertamente es una gran felicidad, pero es la cosa más sencilla del mundo. Apoderarse de un corazón que no está acostumbrado a los ataques es entrar en una ciudad abierta y sin guarnición".

"No haces por amor más de lo que tantas veces hiciste por dinero".

"No soy lo suficiente rico para amarla como yo querría, ni lo suficiente pobre para amarla como querría usted".

"El amor verdadero siempre nos hace mejores; cualquiera que sea la mujer que lo inspira".

"...La vida tiene a veces necesidades crueles para el corazón, pero a las que hay que someterse".



Alejandro Dumas (Hijo)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario