sábado, 24 de junio de 2017

Citas: A todos los chicos de los que me enamoré - Jenny Han

"Cuando escribo, me muestro tal como soy. Escribo como si él nunca fuese a leerla. Porque no lo hará nunca. Todos mis pensamientos secretos, todas mis observaciones minuciosas, todo lo que he ido guardando en mi interior, lo vierto todo en la carta".

"No son cartas de amor en el sentido más estricto de la palabra. Mis cartas son para cuando ya no quiero seguir estando enamorada. Son una despedida. Porque después de escribir la carta, ya no me posee un amor que todo lo consume".

"Si el amor es como estar poseído, quizá mis cartas de amor sean como un exorcismo. Mis cartas me liberan".

"De repente, dice:
—¿Sabes lo que me dijo mamá una vez?
—¿Qué?
Por un momento, me olvido completamente de Josh, porque no importa lo que esté haciendo, tanto si Margot y yo estamos en mitad de una discusión como si está a punto de atropellarme un coche, siempre me detendré a escuchar una historia sobre mamá. Cualquier detalle, cualquier recuerdo que Margot conserve, yo también quiero tenerlo".

"Vivimos como vivimos. No tiene sentido preguntarse qué habría pasado. Nadie podría darte las respuestas. Me esfuerzo, de verdad que lo hago, pero me cuesta mucho aceptar este modo de pensar. Siempre me estoy preguntando por los «¿y si...?», por los caminos no seguidos".

"Chris pone lo ojos en blanco y mira al techo antes de soltar a todo volumen:
—Tiene que quitarse el palo del culo.
Desde su habitación, Margot chilla:
—¡Te he oído!
—¡Ésa era la idea! —responde Chris a gritos, mientras se come el último ñoqui".

"—No soporto cuando la gente hace eso. Les pides que te guarden un secreto y, en lugar de contestar sí o no, responden: «¿A quién se lo voy a contar?»".

"—Además, la señorita Rothschild no fue mi primer amor.
—¿Ah, no?
—No. Fuiste tú.
Tardo unos segundos en procesar la información. E incluso así, lo único que consigo responder es:
—¿Eh?".

"P.S. Todavía te quiero.
Todavía te quiero y es un verdadero problema para mí, y también una verdadera sorpresa".

"—No me gustas —interrumpo en voz bien alta—. Así que no tienes por qué sentirte halagado.
Ahora le llega a Peter el turno de mostrarse atónito. Echa un vistazo rápido alrededor para ver si alguien lo ha oído. Se inclina hacia delante y susurra:
—Entonces ¿por qué me has besado?
—Te he besado porque no me gustas —le explico, como si resultase evidente—".

"—¿Te importaría dejar de mirarme así?
—¿Así? ¿Cómo?
—En plan sentencioso. Mira, iré a la universidad con una beca de lacrosse, así que tampoco importa.
Tengo una revelación. Bajo la voz y digo:
—Espera... ¿Sabes leer?".


"—No intentes decirme qué es lo que pienso. No me conoces tan bien, Lara Jean —espeta Josh.
—Sí que te conozco. Te conozco mejor que nadie. ¿Sabes por qué? Porque eres predecible. Todo lo que haces es más que predecible. El único motivo por el que me estás soltando todo este rollazo es que estás celoso. Y ni siquiera lo estás de mí. No te importa con quién esté. Estás celoso porque Peter ha ocupado tu lugar. Incluso Kitty le prefiere a él.
Su rostro se ensombrece. Me mira enfurecido y yo le devuelvo la mirada.
—¡Vale! ¡Estoy celoso! ¡¿Contenta?! —chilla Josh.
Y entonces inclina la cabeza con brusquedad y me besa. En los labios. Tiene los ojos cerrados.
Los míos están completamente abiertos. Y entonces los míos también se cierran y, por un segundo, sólo un segundo, le devuelvo el beso. Me separo de él de un empujón.
—¿Eso lo habías predicho, Lara Jean? —dice con voz triunfante".

"—Estuve a punto de besarte ese día. Lo pensé. Fue un impulso extraño. Quería saber cómo sería.
Mi corazón se detiene.
—¿Y entonces?
—Y entonces, no sé. Supongo que me olvidé de ello.
Suelto un suspiro.
—Siento que recibieses la carta. No debiste verla. No la escribí para que la leyeras. Era sólo para mí.
—Quizá fue el destino. Quizá todo tenía que ocurrir así porque... porque estamos hechos el uno para el otro.
Digo lo primero que me viene a la mente.
—No lo fue —y comprendo que es verdad".

"(...)¿Por qué estás triste?
—No lo sé.
—¿Cómo es que no lo sabes?
—Porque a veces estás triste y no sabes por qué".

"Y estoy segura, de repente estoy tan segura de que todo es como debería ser, de que no debo temer el adiós, porque el adiós no tiene que ser para siempre". 





Jenny Han

No hay comentarios.:

Publicar un comentario